Núcleo duro libre Club nocturno Posted on 13-03-2018

núcleo duro libre Club nocturno

Sexo videos pornos gratis porno lesbianas maduras hd porn es. con sexo gorditas alyssa branch videos porno follando tias buenas videos anal gratis de lesbianas españolas porno con tetonas ver pelicula porno blackonblondes videos porno gratis hentay secretarias tetonas follando a hombres maduros lesbianas como follan rubia tetona xxx castellano gratis de solteras porno hd porno video porno romanticos enfermeras porno para mujeres videos de gordas tetonas mujeres calientes anal amateur porno maduras actrices porno en hd porno transexual videos porno tetas grandes follando culonas follando sexo xxx gratis porno largos gratis famosa follando videoa xxx free hd sex videos x rubias xx porno xxl gratis descargar gratis videos de maduras gratis lesvianas gratis porno brutales x maduras gratis gais follando nenas masturbandose maduras velludas viejas sexi porno amateurs películas porno parejas porno.

con rubias porn travestis follando coños peludos videos porno gratis maduritas porno con embarazadas videos anal porn video porno hermafroditas negras desnudas sexo anal con el coño putas gratis de viejos gordita follada romantica enanas moms xxx castin porno abuelas follando porno anal español tetonas peliculas xxx lesbianas españolas video porno asiático rubias lesbianas sexys amateur hd mujeres sado videoporno gratis buscar porno negras calientes vídeos porno de lesvianas gratis lesbianas viejas chupando pollas enormes pajas tetonas porno xxx follando en español abuelas peludas porno abuelas babosas sexso gratis enormes videos xxx gratis chica desnudandose jenna jameson xxx pollas porno gratis sexo con follada por no culos gigantes folladas porno embarazadas desnudas sexo video porno vaginas peludas vodeos xxx videos porno aleman gratis actrices porno porno playa video porno con x videos trios maduras porno tetas super porno coños peludos pelis x travestis cordoba videos porno porno sexo duro chocho mojado porno completos porno americanas videos películas porno de porno gratis sasha grey anal duro videos gratis porno con jovenes videos porno cachas videos porno mamadas gratis coumluder videos de parejas follando follada xexo videos de maduras gratis porno twink sexo ancianas sexo grupal videos porno maduras videos porno de esperanza gomez como chupar un coño negras maduritas follando videos lesvianas calientes videos putas gratis porno gratis porno xl xxx videos teens corridas en español gratis videos porno pov porn tube milf vids sexo grupal videos gratis porno sensuales follando duro maduras chupando pollas chicas follando vodeos xxx lesbianas putas porno peludos chicasguarras morenas ver videos porno maduro lamiendo coños muy putas alexis texas anal gratis xxx videos pornos hd videos porno gratis videos gratis videos de coño vidios de parejas haciendo pajas videos porno español videos pornos de negros xxx porno de actrices porno hd xxx trios xxx castin porno gratis muyzorrras jovenes seso gratis chupa coños peludos hd videos porno trio bisex porno para mujeres chicas buenas xxx famosas gemidos de gusto videosexo videosporno maduras videos gratis porno lesbianas webcam tube videos pprnos follando chochos jovenes sexo en castellano gratis en español mujeres en accion pelicula porno españoles porno tran porno.

...

Al margen de este libro, que tiene un alto grado de objetividad, aunque también algunas inexactitudes y errores, vamos a hacer nuestras consideraciones sobre La Habana y su vida nocturna, que por mi edad no pude conocer suficientemente, pero sí saber de ella por otras personas, incluyendo mi propio suegro que por su trabajo como carrero-vendedor de la compañía Canada Dry suministraba ginger ale, tónico de quinina y soda a casi todos los cabarets, bares y hoteles de la zona de Miramar y por ello conocía la vida y milagros de los principales centros recreativos nocturnos.

Había en la calle Prado sucesivamente varias tiendas que se abrieron como la Casa de la Boustiffier, que estaba casi esquina a Colón. Pero no hay que olvidar el comercio para turistas norteamericanos, un turismo tan grande que hizo que el dólar circulara a la par como la moneda propia. A La Habana le llamaban los cronistas, el París de América, viajeros asombrados, comentaban que la sociedad habanera de aquel entonces, podía compararse con la brillante sociedad parisina.

En los jardines de las cervecerías La Polar y La Tropical, en la barriada de Puentes Grandes, eran habituales sesiones bailables de varias horas de duración. Creo que habia una victrola en cada esquina. Por cierto, siempre oía decir a todos en casa: Especialistas afirman que se trata de un error, porque la palabra procedía de R.

En El pequeño Larousse ilustrado del , aparece: Al final se corrigió el nombre: En otros países se le llama indistintamente rocola, vellonera, gramola, etc.

Publicaciones como Bohemia, Carteles, Confidencial y Show, reflejaban toda la actualidad artística y musical desarrollada en tiempos pre-revolucionarios; informaciones que también tienen cabida en los 58 periódicos diarios o las revistas de información general semanalmente editadas.

Debe recordarse también la numerosa prensa en idioma inglés. En fin que La Habana era un multifacético abanico de lugares de entretenimiento y diversión, y no hemos hablado de los bares, clubes, cabarés y la vida licenciosa.

Expertos en la vida cultural habanera, en afirman que existían casi mil bares o locales nocturnos musicales; clubes sociales con actividad musical; 50 orquestas que habitualmente tocaban; tiendas de discos y comercios donde se podían adquirir instrumentos musicales.

Allí establecieron los norteamericanos su puesto de mando cuando terminó la guerra con España. La zona se fue urbanizando con el tiempo. Estaba lleno de bares, balnearios , cabarets y casas de juego. La Habana era una ciudad muy divertida y Marianao era un centro de diversion muy intenso. En el año comenzó la ley seca en Los Estados Unidos, lo que originó que comenzara tambíen un turismo muy sui generis desde los Estados Unidos a Cuba: Era La Habana pecadora, bulliciosa y prostituida.

No hay que olvidarse que en los años Tropicana, una bebida de jugo de naranja producido por Tropicana Products, Inc. Tropicana, calzado de moda para niñas de todas las edades, México.

Tropicana Hotel Puerto Vallarta, México. Muchos han buscado asociar este nombre exótico con un conjunto de cosas asociadas o de características de una región tropical. Junto a la línea del ferrocarril Zanja-Mariano se encontraba Villa Mina, hermosa posesión suburbana propiedad de Regino Truffin, cónsul de Rusia en Cuba y que contaba con un lujurioso bosque tropical.

Villa Mina era el lugar escogido, y su propietaria Mina Pérez Chaumont, viuda de Truffin, muy conocida en la sociedad de la época, decide arrendarle la misma a Víctor de Correa a finales de los años Se arrendó la casa-quinta por cien pesos mensuales, cantidad que en aquella época era de considerar. El 31 de diciembre de se inaugura el Boite Du Nuit, como inicialmente se llamó, tenía una capacidad aproximada de trescientas personas y una pequeña sala de juego. Contaba con una plataforma con acceso por los laterales y una pista circular de baile.

El escenario era escoltado por una palma a cada lado y predominaba la utilización de la caña brava y el aprovechamiento de la flora del lugar, donde se destacaban las palmas, haciéndolo un lugar exótico y sensual. En los meses siguientes Sergio Orta escucha la canción Tropicana, compuesta por Alfredo Brito a solicitud de Correa y grabada en la casa situada en Calzada del Cerro no.

Brito la llamó de esta manera teniendo en cuenta la vegetación tropical del lugar, unida a gran cantidad de palmas canas. Al unir las dos palabras resultó el nombre de Tropicana, siendo rebautizado el cabaret con esta denominación, definitivamente, el 31 de diciembre de Muy poco tiempo estuvo cerrado el Edén Concert.

Julio Burger lo reabre con el nombre de Zombie Club, cuya especial atracción era el ya entonces popular Conjunto Casino. El Zombie club se convertiría en uno de los preferidos de los habaneros. En Bebo Valdés llegó a Tropicana, contratado como pianista por Armando Romeu, quien, después de haber formado la orquesta había logrado crear un repertorio sólido. Muy pronto Tropicana se convirtió en un cabaré completamente diferente a los tradicionales.

Su promotor fue Víctor de Correa y Martin Fox fue su renovador, el que gestionó la nueva era del cabaré. En sus escenarios han actuado incontables estrellas cubanas al igual que otras internacionales. A partir de Rodney montó unas 75 producciones hasta su muerte por lepra en No había otra manera de controlar quien tenía dinero.

Era muchísima la influencia que ejercía Cuba musical y culturalmente y todo eso necesitaba del juego y por ende de la mafia para existir. Rodney, cuyo verdadero nombre era Roderico Neyra, fue para la prensa especializada de esta etapa el mayor y mejor pagado coreógrafo y director artístico de Cuba. En , el diseñador francés Pierre Balmain presentó en él la colección Verano. El gran símbolo de Tropicana lo constituye la escultura de una bailarina realizada por la artista cubana Rita Longa en y en menor medida, es también otro símbolo la Fuente de las Musas, del italiano Aldo Gamba, instalada desde en la entrada del mítico cabaret.

Entre otros, han actuado allí: Se ha dicho que Tropicana es Cuba, su noche y sus palmas, canción y poesía. Sanssouci es el nombre de un conjunto de edificios y jardines que incluyen el antiguo palacio de verano oficial de Federico II el Grande, rey de Prusia, en Potsdam, cerca de Berlín. Se trata de una de las obras cumbres del estilo Rococó, y es también notable por los numerosos templetes y pabellones diseminados por el parque que rodea el conjunto.

Lo mismo pensaron los fundadores del Sans Soucí en La Habana, porque ellos querían que todos los visitantes se sintieran como en su casa, alejados de las preocupaciones.

Mariño vendió su parte al principio de la década de , cuando marchó de gira por Suramérica con las hermanas Pfarry. Se sabe que Norman Rothman fue su gerente una temporada, y que Olga Chaviano fue la indiscutible estrella desde a que salió embarazada y tuvo a su primer hijo con Rothman en Fue un cerecano asociado de Santo Trafficante Jr. Tambien fue asociado de Meyer Lansky. En Lefty Clark de Miami, quien operaba algunos de los mejores casinos vacacionales de Florida, fue su nuevo administrador.

Clark y sus asociados gastaron un millón de dólares en el reacondicionamiento del club, que terminaron en Y algo similar a Tropicana, le adicionaron un techo de cristal, para las noches de lluvia o mal tiempo. La nueva administración, en , consideró cambiar el nombre de Sans Souci posiblemente por Copacabana o Copahabana, a fin de alejarse de la mala reputación anterior que tuvo el club por motivos del juego, pero finalmente consideraron que el nombre de Sans Souci era un hito de La Habana, y que la mejor manera de restaurar la respetabilidad sería simplemente operar de forma respetable.

Después de remodelado el Sans Souci se llevaron a efecto excelentes y elaborados shows con coreografías exclusivas del maestro Alberto Alonso, poniéndolo a la par de Tropicana. El debut en centros nocturnos de Rosita Fornés lo haría en el cabaret Sans Souci, en La Lisa, a principio de la década del Esta compañía fue fundada en Cuba en y llegó a convertirse en la década de en un fuerte rival de prestigiosos relojeros de New York, Francia e Italia. Marlon Brando, en su primera noche habanera fue al cabaret Sans Souci para encontrarse con su amiga la actriz y cantante Dorothy Dandridge que actuaba en el cabaret Sans Souci.

Tropicana aceptó el reto y el jueves 1 de marzo de el ya muy famoso Nat King Cole debutaba en la pista del salón Bajo las Estrellas; quince días después lo haría el crooner Billy Daniels, también de moda, pero no a los niveles alcanzados por el King Cole entonces. Fue en el Sans Souci que empezó en Cuba un juego de azar conocido como Razzle Dazzle, que se jugaba con ocho dados y un tablero y que ofrecía al jugador una posibilidad de triunfo de uno entre mil, aunque los croupiers se empeñaban en hacer creer a los ingenuos exactamente lo contrario.

Una figura de la política norteamericana perdió en ese juego varios miles de dólares en una sola sentada en el Sans Souci. Truculento que era el sujeto, pagó con un cheque sin fondos. El Gobierno cubano suspendió el Razzle Dazzle en el Sans Souci y en todos los casinos de la Isla y expulsó a sus dealers.

En este hecho tuvo un gran papel Meyer Lansky, que en esos momentos en crisis legal por problemas de juego en Estados Unidos, regresó a Cuba, montó un casino en el cabaret Montmartre y desechó el Razzle Dazzle, contribuyendo a eliminar esa estafa y potenciar el juego nuevamente en Cuba. El casino fue saqueado esa madrugada y el cabaret, al parecer, nunca volvió a abrir sus puertas.

Era el mayor de los cabarets habaneros a puertas cerradas y estaba convenientemente localizado en el Vedado, cerca del centro de la ciudad y en una zona en franco desarrollo. A pesar de ser caro, era el favorito de los cubanos y de muchos turistas, por su ambiente, sus fastuosos shows y las producciones musicales y de bailes. Desde París hasta La Habana pordiosera de hoy, pasando por la meca del estalinismo en tiempos de los vulgares mega-establecimientos.

En el mayor hotel de la Habana de entonces, y hoy convertido en un ícono hotelero cubano, se inaugura en el Casino Parisién. Hospedarse en el Hotel Habana Riviera es como hacer un viaje en el tiempo hacia los años cincuenta. La atmósfera del lugar es sumamente agradable, sobre todo para los que gustan del buen estilo. Las habitaciones son muy cómodas. Todas tienen vista al mar y son sumamente espaciosas. El diseño interior sigue la pauta de todo el hotel, con muebles de los cincuenta y un estilo bien definido.

Los servicios y amenidades dentro de las habitaciones le resultaran un atractivo complemento. Así se desvanecieron sus sueños y las lucrativas operaciones que planeaba realizar en Cuba.

Con la misma rapidez desaparecieron los vestigios de la mafia y los juegos de azar en el Riviera. Estatuas de este mismo material y de bronce, creadas por prominentes escultores cubanos, todavía decoran el lobby. En aquel momento, este era el mejor lugar de La Habana para organizar una cena o tomar algo con las personas a quienes se deseaba impresionar.

El hotel Capri luce iluminado en la madrugada del viernes 14 de febrero de , en La Habana, Cuba. El hotel reabrió sus puertas decidido a explotar su fama como sitio predilecto de los mafiosos en la Cuba prerrevolucionaria para atraer los dólares de los turistas en el presente socialista de la isla. La gran apertura fué durante las vacaciones de Acción de Gracias de incluyendo la bienvenida en el casino por el actor y mafioso en la vida real George Raft.

Unos años antes de la revolución, el hotel y el casino se convirtió en el lugar de moda. Tengo hermosos recuerdos del Hotel Capri, una vez nos hospedamos en el piso 19, justo al lado de la piscina, desde la que se observa una vista preciosa de La Habana. En el piso 18 hay un gigantesco bar desde el que se observa el fondo de la piscina, toda una curiosidad.

Ah y ahí por poco pierdo la coxis, porque mi hijo Alexander, a la sazón de 4 años, se tiró hacia la piscina, que posee buena profundidad y no es apta para niños, a no ser con salvavidas, y yo en mi desespero, resbalé y el canto de la piscina hizo contacto violento con mi rabadilla. Hielo y analgésicos no pudieron contra tan duro golpe, pero lo importante es que Alexander dijo: Benny Moré comienza en el Alí Bar en , aunque sus presentaciones las hacía con un pequeño grupo del cabaret, a veces reforzada con el trombón de Generoso Jiménez.

Solamente en una ocasión el lajero se presentó, como algo especial, con la Banda Gigante. Benny tenía muchos compromisos por toda Cuba, pero siempre recalaba en el Ali Bar. También estuvo en el Montmartre y Tropicana. El Alí Bar no pasa de ser ya una sencilla referencia para los entendidos y una leyenda antigua para algunos de sus actuales vecinos.

Así que tendría que arreglar la cremallera. No había pantalones en enero. Unos cuantos débiles intentos de arreglarla yo mismo fracasaron. Iba a tener que gastar algo de dinero, o intercambiar algo, por el trabajo de sastre. El cuarto día fui a comprar comida, una experiencia absurda. El mercado era un agro , un mercado para productos agrícolas. En ocasiones son llamados mercados de granjeros, pero no existe allí la calidez del trato entre granjeros y consumidores, solo un grupo de puestos ruidosos, atestados y sudorosos que venden una estrecha variedad de productos a precios marcados por el Estado: Había un espacio separado especializado en cerdo, con montones temblorosos de una carne rosa claro que era cogida por hombres con las manos desnudas y cortada con cuchillos romos.

Esperé en la fila para cambiar todo mi dinero —18 pesos convertibles — en pesos cubanos normales. Después me abrí paso trabajosamente entre la muchedumbre para comprarme una berenjena 10 pesos , cuatro tomates 15 , ajo 2 y un pequeño manojo de zanahorias En una panadería una mujer que vendía panecillos afirmó que era solo para gente con libretas de racionamiento, pero después me dio cinco panecillos y me cogió avariciosamente 5 pesos de la mano.

Solo recibí un poco de amor del vendedor de tomates, que me regaló uno. Jóvenes jineteros me siguieron hasta la salida susurrando: Las calorías acumuladas me llevaron inevitablemente a especular sobre el otro lado de las cosas: Si yo iba a chupar algo, sabía lo que iba a ser. Con unos tubos y una jarra podía conseguir cinco litros de gasolina y venderlos a través de un amigo en el Barrio Chino.

Pero todos los coches en Cuba tenían tapas de depósito con llave o pasaban la noche encerrados. No es una isla para ladrones amateurs. Necesitaba café, pero en ninguna de las tiendas había.

Hasta los shopping de pesos convertibles del vecindario estaban sin café, y tras repetidas visitas a los supermercados de divisa fuerte en el Vedado y varios hoteles supe que no habían tenido café en todo el mes. En una ocasión había visto medio kilo de Cubacafé, esa cosa oscura dedicada a la exportación, en un cine de La Habana Vieja. Pero valía 64 pesos y aunque tuviera síndrome de abstinencia no podía pagar eso ni caminar tan lejos. Vi desde la ventana del baño que la tienda de racionamiento estaba abierta, así que me dirigí hacia ella.

Había cinco sacos de café en la estantería. Era la marca doméstica color café claro, Hola. La primera bolsa de dos kilos se vende a un peso, y a 5 las siguientes. Una docena de personas estaban tratando de hacerse con pan y arroz, así que tuve tiempo para estudiar las dos pizarras en las que estaban escritos los bienes que había disponibles. Los primeros dos kilos de arroz costaban 25 centavos; el siguiente kilo, Me atendió un hombre sonriente pero agitado.

Era alto, negro, con una barba descuidada e irregular. Agitó las manos cuando le pedí café. No eran necesarias palabras: Traté de conseguir algo de tiempo, manteniendo mi parte de la conversación mientras él permanecía en silencio y hacía gestos. He estado en toda la ciudad buscando café. Me gusta mucho el café. Caminamos solamente diez pasos por la acera. Giró hacia la primera puerta y como quien no quiere la cosa le tocó el culo a una mujer que pasaba. Nos detuvimos en un piso que estaba situado encima de la tienda de racionamiento.

Respondió una mujer con un bebé. Lo pregunté de nuevo. Le volvió a preguntar a su jefe. Esta vez no dijo que no. Le di el billete de 5 pesos y me dio cinco panecillos.

A partir de entonces, pude comprar todo lo que quise. De nuevo a solas, pasé ante uno que otro café y estudié cada uno de sus pequeños puestos. Pero seguía siendo demasiado para ese día. Desde un puente bajo cercano al mar vi lo que quedaba del mundo marinero: Solo se movían dos botes: Por 15 pesos, el bote de salsa de tomate para restaurantes habría sido un buen negocio.

La entrada costaba 2 CUC, me dijeron. No podía pagar eso, por supuesto. No se regatea con el minint. Dije que volvería en otro momento, pero me entretuve en la recepción, que contaba con sus propias exposiciones: Una de las mujeres, con el pelo recogido en un tenso moño, me observaba.

Aunque no tomé notas ni fotos, era astuta. Los soviéticos no tuvieron racionamiento tanto tiempo como Cuba. Ni siquiera los chinos han tenido racionamiento tanto tiempo. Después de cincuenta años de Progreso, el país estaba en bancarrota. En , los chícharos y las papas habían sido eliminados del racionamiento, y las comidas baratas en los lugares de trabajo se redujeron a porciones del tamaño de un aperitivo.

Pero el rumor había muerto el 1o de enero de , cuando se entregaron nuevas libretas, como siempre. Y, oh, el quinto medio kilo a 90 centavos, creo. Consultemos a las mujeres. Ellas dominan ese asunto. Aparte de ser abogada y trabajar en casos de prisioneros, cocinaba y ayudaba a su madre y a otra mujer a llevar una panadería desde la cocina.

Con eso y algo de buey molido comprado en la trastienda de una carnicería, hacían pequeñas empanadas que vendían a tres pesos cada una, alrededor de ocho por un dólar. Así era como Cuba salía adelante: Ocho empanadas eran una comida, pero un dólar estaba inconcebiblemente por encima de mi presupuesto. Acabé con cada una de ellas de un bocado.

Ella escuchó impertérrita mientras le explicaba mi intento de vivir del racionamiento. Otro disidente que visitaba la casa, Richard Roselló, terció. Había estado llenando un cuaderno con el precio de bienes en los mercados paralelos, también llamados mercados clandestinos o negros. El costo de la electricidad ha subido entre cuatro y siete veces, comparado con antes. Yo, finalmente, había conseguido mi asignación de diez huevos de ese modo.

Sin una libreta de racionamiento no podía comprar huevos legalmente. Pero al anochecer del día anterior había esperado cerca de la tienda de huevos de mi vecindario y establecido contacto visual con una anciana que había salido de ella con treinta huevos, la asignación mensual de tres personas. Ella los había comprado por 1.

Ambos nos encaminamos hacia nuestras casas con cautela, temerosos de aplastar un mes de proteínas por culpa de un tropezón. Pero hacía años que eso había dejado de ser cierto. Ese mes, la asignación era de apenas un cuarto de kilo. Esta empezó con arroz que, con ocho o diez kilos por persona al mes, era la base de la dieta cubana. Cada ciudadano podía comer al día casi todo el arroz cocido que cabe en una lata de leche condensada.

Una comida típica incluía la mitad de una lata de arroz cocido la otra mitad había que guardarla para la cena ; era una pasta pegajosa, pero sabía bastante bien aliñada con mi hambre. Después llegó una sopa de frijoles. Solo contenía un puñado de frijoles, pero el caldo era sabroso gracias al sabor de los huesos de buey.

Mucha gente no puede permitírselo. Después me dio la mitad de una yuca pequeña. También hubo un huevo frito, aunque, como señaló Elizardo con otro grito: El huevo era maravilloso.

Con mi estómago encogido, toda la comida, incluidas dos pequeñas empanadas, era perfectamente suficiente. Mastiqué los huesos para extraer pequeñas cantidades de carne.

Eso era lo mejor que había comido en días. Richard, con su pequeña libreta de precios, señaló las implicaciones de comer así.

Durante los diez días siguientes la gente tenía que comprar la misma comida por unos pesos en el mercado libre, el paralelo y el negro. Eso solo te daba veintidós días. Ya nadie podía permitirse tazas y platos. Se robaban de empresas estatales cuando era posible y se vendían en el mercado negro.

La ropa tenía que comprarse usada, en reuniones de trueque llamadas troppings en burlona alusión a los shoppings para divisa fuerte. Los que se quedaban sin comida la rebuscaban en contenedores o se convertían en alcohólicos para calmar el dolor, dijo.

La gente no se desmaya en las calles, muerta de hambre. El problema de Cuba no es la comida ni la ropa. Es la falta total de libertad civil, y por lo tanto de libertad económica, que es la razón por la que tienes que tener libreta. Como en el resto del mundo, el problema de la comida es en realidad un problema de acceso, de dinero. Y el problema de dinero es un problema político.

El séptimo día descansé. Tendido en la cama con Victor Hugo, perdido en la prueba de la bondad del hombre, me podía olvidar durante una hora de que me dolían las encías, de que tenía la garganta llena de saliva.

La Habana estaba cambiando, como lo hacen las ciudades. La zona histórica había sido puesta bajo control de Eusebio Leal Spengler, el historiador de la ciudad.

Leal había dado especial prioridad al abastecimiento de la construcción: Pero esa no era la razón por la que la gente lo adoraba. Un amiga mía estaba reformando su casa con la esperanza de alquilar habitaciones a extranjeros, y ciertamente al cabo de unos pocos minutos se produjo el chirrido de unos frenos de camión y se oyó un fuerte bocinazo. Su marido me hizo una señal urgente y abrimos la puerta de entrada. Un camión de remolque descubierto estaba esperando.

El marido pasó un fajo de billetes al camionero, que no tardó en arrancar y largarse. Había ganado dinero con el cemento destinado a alguna construcción. La tinta verde era para la construcción de escuelas.

Solo el cemento en sacos impresos en rojo podía ser comprado por los ciudadanos, en tiendas estatales, por 6 dólares el saco. A diferencia de la mayoría de los funcionarios cubanos, Leal había conseguido mejorar la vida de la gente. Él mandó camiones de madera al vecindario; ellos hicieron que desapareciera la mitad de la madera.

El Estado era propietario de todo. La gente se apropiaba de todo. Un sistema de racionamiento al revés. Ayudar a robar el cemento fue mi primer gran éxito.

Al menos calorías. El décimo día descubrí que me quedaban pesos. Como con los huevos, imaginaba una cuidadosa y lenta reducción durante los veinte días siguientes, pero mi presupuesto y mi dieta podían verse igualmente arruinados por un resbalón que dejara una yema de huevo en el suelo. Había aprendido a suprimir el apetito al caminar junto a las colas de cubanos que compraban pequeñas bolas de pasta frita por un peso cada una.

Con algunas restricciones, esa tableta de unas seis cucharadas de cacahuate molido burdamente y muy azucarado podía durar dos días. Ellos simulan pagarnos, nosotros simulamos trabajar.

De modo que tenía tiempo libre. Al cabo de un rato, una niña pequeña, de siete u ocho años, vino y se sentó en la piedra. Estoy simulando estar en la ruina. Estoy viviendo un tiempo como tus padres. No he comido en nueve horas. Me duelen los dientes. Finalmente me dirigí a casa para una celebración largamente esperada.

Era viernes, y esa noche era la semanal Comida de Carne. Aunque ese día había sido hasta el momento uno de los peores —menos de 1, calorías a las nueve de la noche, tras mucho andar—, estaba determinado a arreglarlo con un festín.

Necesariamente, las raciones eran pequeñas. Saqué del refrigerador mis proteínas, una de las cuatro chuletas empanadas del mes. Encendí el fuego sin fijarme y quemé la chuleta hasta dejarla negra, aunque en la mesa demostró estar fría y macilenta por dentro. Los principales ingredientes, decía, eran pasta de trigo y soya. Me estaba comiendo una esponja empanada de solo calorías.

Lo que habría dado por un McNugget. Al final, crucé la barrera de las 2, calorías por primera vez en diez días, aunque fuera por poco. Quitando los muchos kilómetros caminados y un poco de baile, eso me dejaba en mi meta habitual de 1, calorías. Pero tenía el estómago lleno cuando me fui a la cama. Después de dos horas de sueño, me desperté con insomnio, el compañero del hambre. Me quedé en la cama desde la una hasta el amanecer, cinco horas tratando de matar moscas, dando vueltas y leyendo a Victor Hugo y Alexandre Dumas père.

Con todo, no puedo comparar mi situación con el hambre de verdad. Masticó esa cosa inexpresable que se llama hambre. Una cosa horrible, que incluye días sin pan y noches sin sueño.

De repente, fortuna y felicidad. La noche siguiente, cuando estaba sentado delante de mi vivienda contemplando la calle, mi vecino se acercó por el callejón sosteniendo un teléfono. Era una amiga de un amigo que visitaba Cuba con su novio.

Eran verificables americanos de pies a cabeza y al instante olí la comida gratis. Habían aterrizado en La Habana y, como no conocían la ciudad ni el idioma, me invitaban a cenar con ellos.

Fuimos a pasear por el Vedado y yo evité cuidadosamente pedir comida, haciéndome el estoico. Decidieron cenar en un restaurante para turistas y por primera vez comí cerdo. La tarde siguiente nos encontramos de nuevo. Les llevé a ver una iniciación a la santería, una hora de vaporoso tamborileo en un pequeño apartamento completado con tres actos distintos de posesión. Siguió otra invitación a cenar en un restaurante elegante. El lechón marinado de los cubanos, el inocente cerdito, con ajo y naranja amarga y cocinado lentamente que hasta te lo puedes comer con una cuchara.

Junto a la refulgente grasa y la proteína, nos sirvieron un plato de arroz y frijoles, exactamente lo que yo comía dos veces al día en mi cocina. El plato daría para cuatro de mis comidas, expliqué. Como los centenares de cubanos a los que he dado de comer en el transcurso de los años, algo tuve que hacer a cambio de mi cena. Las tradiciones de los cultos afrocubanos. La historia de edificios que yo nunca antes había visto. Paseos siguiendo los pasos de Capone, Lansky, Churchill y Hemingway.

El arte del racionamiento. El secreto del daiquiri. Ambas noches tomé cerdo, arroz con frijoles y un par de cocteles. A pesar de la carne apenas estaba mejor —solo 2, calorías cada día, comparadas con mis 1, habituales.

Pero las comidas contribuyeron a mi bienestar psicológico. Había tenido un alivio, unas vacaciones, de la consumidora ansiedad de ver cómo mis alimentos secos se evaporaban. La mañana siguiente encontré a una mujer rebuscando en mi basura. Quería botellas de cristal o cualquier cosa de valor: Llevaba sus libretas de racionamiento a la bodega, recogía y entregaba el abastecimiento del mes y recibía a cambio un total de pesos por ello.

Sorbía un inhalador para el asma que costaba 20 pesos, unos 75 centavos de dólar, pero solo el primero tenía ese precio: Se trataba de la panadería que operaba fuera del racionamiento, donde cualquiera podía comprar una hogaza. Después, cuando pasé junto a un juego de ajedrez a la sombra de una higuera, un hombre alzó la mirada y me preguntó lo mismo. Pero impulsivamente pedí la versión con chorizo. Era ahora un tentempié de 15 pesos. En mi apartamento, puse sobre la mesa la pequeña pizza y la miré horrorizado.

Quince pesos eran unos increíbles 60 centavos de dólar que echarían por tierra mi presupuesto. Me podría haber comprado kilos de arroz por esa cantidad. Después me eché a llorar. Lo hice durante unos buenos diez minutos, maldiciéndome. Me había gastado una quinta parte del dinero que me quedaba impulsivamente. Ahora solo tenía 64 pesos para sobrevivir durante los diecisiete días siguientes.

Llorar no solo libera tensión y miedo, sino también endorfinas. Cuando la pizza se hubo enfriado, también lo había hecho yo. Comí con cuidado, con tenedor y cuchillo, y me bebí un vaso de agua helada. Era el punto bajo de mi mes. La hija de uno de mis vecinos estaba fuera. Me dio una caja de zapatos. Pesaba y estaba cubierta de cinta aislante.

Alguien se había detenido —otro americano de visita en Cuba— y la había dejado. En la cocina corté la cinta y la abrí y encontré una nota de mi mujer y mi hijo pequeño y tres docenas de galletas de té hechas en casa.

Racioné el resto de las galletas: Una vez al día cedía a mi vanidad, me quedaba sin camisa delante de un espejo y miraba al hombre que no había visto en quince años. Había perdido dos, luego tres, luego ocho kilos. Pero el estómago y la mente se ajustan con una aterradora facilidad. La primera semana había estado asustado y muerto de hambre. La segunda, dolorido y hambriento. Ahora, en mi tercera semana, comía menos que nunca pero estaba bien física y mentalmente.

Pilladas exhibicionistas peliculas porno cuarentonas calientes por no petardas fetichismo pies lesvianas desnudas actores porno casero peliculas xxx video porno pornstars ver videos porno sexo interracial porno gratis travestis follando hija sexo gratis xxx español mom and son xxx videos de parejas porno xxl gratis xxx 69 porno español hd mujeres muy zorras calientes anal tube mature porn videos xxx porno porno xxl gratis los pies lesvianas videos porno trios xxx follar mamadas porno gratis pornoxx asiaticas folladas de chinas gorditas intercambio parejas calientes toro pprno gratis lesbianas vidios porno gratis porno español maduras maduras haciendo el culo videos porno masaje con tetas muy grandes follando con porno brianna banks vidios porno videos gratis videos pornos anal porn tube videos actrices porno videos de putas porno pene videos eroticos lesvianas videos maduritas solo porno anal amateur masages xxx mujeres haciendo el amor videos sexo latinas xxx gratis sexo anal porno pornstars famosas gordas masage rooms ama de porno rubias ver videos porno gratis de tetonas follando xxx tube porno sexo con peliculas porno joven porno de viejos phorno gratis negras putas cumlouder guarras putasxxx porn xvideos sasha grey lesbianas xx potno gratis sexsogratis muyputas porn bdsm videos de maduras amater español gordas desnudas webcams sexo gratis videos ñorno mujeres porno lesbianas sexo en la playa peliculas porno castellano follandose videos porno japones porno gratis porno squirting follando películas porno masajes eroticos gratuitos videos porno enanas peliculas maduras follando rusas castingcouch-x pono grati orgia swinger porno gratis de lesbianas porno español hd maduros follando ribias 19 pirno casting pelis porno italianas transexual muyputas pirno porno amas de lesbianas viejas chicas masturvandose abuelas gratis pprno gratis x en español madura videos porto gratis xxxporn dibujos manga porno se avecina xxx viejas gordas follando con porno masaje erotico cumlauder en español chochos porno gratis follar madres follando vodeos xxx masaje ancianas descargar gratis travestis con mujeres chupando pollas peludas bondage porno de actrices porno eyaculacion femenina asiaticas travestis con jóvenes escenas xxx sasha grey follando duro nekane sweet porno español gratis culos xxx hentay en hd escenas porno tias meando en español gratis chochos porno en español webcams sexo con maduros videos porno videos porno africanas lesbico x sexo anal tetonas videos pornos trios videos calientes sexo maduras hentai videos gratis rubias x videos maduritas videos porno tetonas follando porno gratis peliculas porno amateur xexo videos sexo lisa ann masajes lesbianas españolas porno hentai tetonas españolas sexo con mujeres maduras viejas gordas y chicos follando con maduras videos pornos gratis cumlauder videos de maduras sexo gratis morenas xxx follando vifeos porno latina porno online porno peludos blanca nieves porno de españolas gratis videos pornos gratis de maduras peludas vodeos xxx porno gratis grandes penes videos gratis paris hilton follando follandose travestis sexo chicas fallando maduras.

cumlouder se la playa paginas porno porno en español video de lucia tera patric porno. con videos x travestis tetas muy grandes porno en español trios amateur español gratis xxx porno suave porno madrastras xxx culonas maduras sex porn hd toro porno de maduras penetracion maduras follando morenas corridas femeninas vidios de tetas hermosas desnudas sexo massage porn video porno maduros follando muizoras brasileñas follando a joven porno video morena follando follando xxx orgia lesbianas lesbianas videos prno gratis lesbicos videos xxx cumloader xxx videos porno videos cunnilingus videos analporn sexo con negros desnudos videos porno de abuelas haciendo el coño peludo es.

Molestar scort wasap

Como encontrar putas contactar a putas

MILF BERENICE PORNO